2014-12-01 chiste padres comunica ordenadorSabemos que es complicado estar pendiente a diario de nuestros hijos. Nos dejamos llevar por la rutina y las horas y los días pasan sin que nos demos cuenta.

Corremos así el peligro de dejarnos llevar e ir alejándonos más y más de nuestros hijos. Es importante que pongamos freno a tiempo y nos preocupemos y ocupemos de conocer a nuestros hijos.

No es sino una inversión de futuro, ya que como casi todo en esta vida, si lo aprendes correctamente, al final formará parte de ti y saldrá de forma espontánea, sin necesidad de forzarlo.

Seguramente este decálogo que te planteamos te resulte difícil en un principio, pero estamos seguros de que en cuanto lo hayáis trabajado un tiempo, pasará a formar parte del modo en que os relacionáis padres e hijos.

DIEZ CONSEJOS PARA APRENDER A COMUNICARTE CON TUS HIJOS:

1- Es necesario encontrar un buen momento y lugar. No pretendas que te cuenten algo importante o que les cueste compartir si les preguntas mientras atiendes una llamada, contestas dudas del hermano etc.

2- Hay que ser paciente y tolerante. Está claro que lo más importante siempre se deja para el final. Si les presionas o transmites que tienes poco tiempo no te contarán lo que quieres. Usa los silencios, eso ayuda mucho a que se animen a contar algo que les cuesta.

3- Cuando tus hijos te hablan, tienen que ver que te interesa lo que cuentan. Tienes que hacer una escucha activa, acompañarlo de expresiones y gestos que le animen a continuar. Que se sientan escuchados y comprendidos.

4- Permanece atento a los temas que les interesan más, para poder sacarlos en el momento adecuado. Si hay un tema que les anima, memorízalo, y el día que estén más reticentes a hablar y les cueste, puedes comenzar por ello. Les encanta ver que sabes lo que les gusta, y siempre es más sencillo empezar con algo de lo que les resulta fácil hablar.

5- Siempre que estéis toda la familia reunida será un buen momento para charlar. Aprovecha esas ocasiones para que todos se escuchen entre sí y se conozcan. Les ayudará a respetarse y a apoyarse si necesitan de un hermano algún día.

6- En casa es necesario un ambiente tranquilo, positivo y que dé seguridad. No podemos generar un ambiente tenso, de miedo e intolerancia. de esa forma sólo conseguiremos que no compartan nada con nosotros y se irán cerrando en sí mismos. Tus hijos pueden alejarse así de ti, y luego será complicado recuperar su confianza.

7- Hazles partícipes también de los temas de actualidad. Se irán sintiendo respetados y valorados, ganarán en confianza y será para ellos mucho más fácil hablar contigo de lo que quieran y necesiten.

8- Involucra a tus hijos en las decisiones que se van tomando en casa. Seguro que las primeras veces les dejas anonadados… No hay porqué no tener en cuenta sus opiniones. Escucha sus puntos de vista, y trata de hacerles ver que no son adecuados y por qué en el caso de que no lo sean. Aumentarás su poder de autcrítica y de razonamiento. Aprenderán a medir las consecuencias y ganarán en confianza en sí mismos y en ti.

9- No establezcas temas “tabú”. Tienen que sentir que pueden hablar de todo aquello que les preocupe o les interese. Si se dan cuenta de que hay temas que no se pueden hablar en casa, pero necesitan saber de ellos, piensa que se buscarán la vida para encontrar sus respuestas. Internet, hermanos de amigos etc. Ninguna opción tan buena como tú mismo, así que no limites los temas a tratar en casa, por más incómodos que te resulten.

10- Qué tal usar la mediación para resolver los conflictos pacíficamente. Cualquier forma de resolver los conflictos de forma pacífica les va a ayudar y les va a dar unas herramientes muy útiles para toda la vida. Si tienes unas nociones básicas de en qué consiste la mediación puedes aplicarlo con ellos para que lo aprendan y sepan manejar sus emociones y situaciones de tensión. Si no la conoces y necesitas unas pautas ¡estaremos encantados de ayudarte!