EMOCIONES, ¿BUENAS Y MALAS?

VIVIMOS RODEADOS DE ELLAS,  ¿HAY EMOCIONES BUENAS Y MALAS?

¿SABEMOS USARLAS?

 
emociones ¿malas?

emociones ¿malas?

El otro día me encontré con esta foto, que me pareció muy graciosa y útil para nuestro trabajo. Algunas emociones son “monstruos interiores”, que no nos dejan vivir en paz, pensé.

El miedo, la tristeza, la ansiedad, el orgullo, la culpa, la soberbia, el egoísmo, al apego, la envidia, los celos… Todas ellas a veces nos reconcomen por dentro y convierten nuestra vida en un infierno lleno de monstruos

La importancia y la utilidad de las emociones.

Sin embargo, cuanto más reflexionaba sobre ello, más me daba cuenta de que me faltaba algo: esas emociones, mal canalizadas, pueden ser muy dañinas. Pero, ¿seguro que son “negativas”, “malas”. ¿O, más bien, el problema está en lo que hacemos con ellas?

Así que, entre mis archivos, encontré esta otra foto:

importancia de las emociones

importancia de las emociones

Como veis, en esta imagen se habla de la utilidad de algunas de las emociones básicas:

-El miedo: nos motiva para evitar consecuencias negativas.

-La ira: sirve para luchar contra los errores y la injusticia. Y para poner límites.

-La tristeza: la usamos para pedir ayuda y apoyo de los demás.

-La repulsa: nos ayuda a demostrar que no podemos aceptar algo.

-La curiosidad: nos empuja a explorar y aprender.

-La sorpresa: dirige nuestra atención hacia algo inesperado.

-Y la alegría: nos lleva a reproducir el acontecimiento que la ha causado.

Todo esto me recordó a lo que aprendimos el año pasado en “Gestionando Hijos” con la fantástica Mar Romera.

Mar nos explicó que las emociones no son buenas ni malas, son todas necesarias:

-El miedo: contribuye a la supervivencia.

-La culpa: enseña a perdonar y perdonarse.

-La tristeza: ayuda a resetear.

-Y el asco: sirve para aprender a elegir.

Podéis recordar nuestro resumen de aquella jornada pinchando aquí.

¿Cómo aprender a usarlas?

También podéis aprender más sobre la utilidad de la alegría, la tristeza, la ira, el miedo y el asco con la película Inside Out, de la que ya os hablamos hace tiempo en este este post.

Espero haberos ayudado a “hacer las paces” con esos pequeños monstruos interiores. Y ya sabéis que nos pueden ser enormemente útiles.

Así que, apliquemos el refrán “si no puedes con tu enemigo, únete a él” . Y aprendamos no sólo a convivir con ellos, sino también a usarlos a nuestro favor.

Loreto Reyna Carrascosa (11/2/2019). Emociones, ¿buenas y malas?. Asociación ¿Hacemos las paces? 

.