Época delicada la Navidad, buen momento para mediar…

¡Feliz Navidad!

¡Feliz Navidad!

En Navidad, cuando todo se supone que es maravilloso y perfecto, nos encontramos con que tenemos que pasar por situaciones de mucho estrés, que pueden llegar a originar conflictos.

Desde “¿Hacemos las paces?” os queremos dar unos consejos para que todo salga bien esta Navidad. Es una evidencia que la Navidad fomenta las situaciones de estrés entre personas cercanas, que quizá van aguantando en el día a día pequeños roces, y bien sea porque se pasa más tiempo con esas personas, bien porque se abusa del alcohol etc, al final surgen conflictos que pueden estropearnos unas fiestas tan bonitas.

Tendríamos que empezar hablando de una mediación preventiva. ¿Qué es esto? Pues consiste en aplicar la mediación a situaciones que en un futuro pueden generar conflictos, como la Navidad en este caso, o una herencia, las relaciones en una empresa familiar y otros muchos momentos. No es sino de alguna forma una “terapia” en la que debemos ser capaces de decir todo lo que pensamos, cómo nos sentimos, cómo nos afectan comportamientos de las otras personas implicadas, qué es lo que nos gustaría que cambiara etc. En resumen, no es más que practicar la asertividad con una doble finalidad; por un lado nos desahogamos no dejando que pequeños roces vayan uniéndose y agrandando el problema, y por otro, fomentamos la empatía, que la otra persona se ponga en nuestro lugar y así sea más sencillo que está dispuesta a ayudarnos en aquello que necesitamos.

Si nos encontramos en Navidad con que no hemos expuesto a nuestros seres queridos aquellas cosas que nos preocupan, que nos duelen o nos ofenden, tenemos muchas papeletas de vivir una situación desagradable, ya que, como hemos dcho anteriornente, la NAvidad es un momento muy delicado, en el que afloran emociones y sentimientos guardados mucho tiempo.

En el caso de que no hayamos previsto esto, de que no hayamos realizado una mediación preventiva, con o sin mediador profesional según las necesidades y circunstancias de cada uno, no nos queda más que daros algún breve consejo para pasar estos posibles momentos de tensión de la Navidad, de la mejor forma posible:

Entrañable comida de NAvidad

Entrañable comida de Navidad

Si escuchas algo que no te gusta, o ves algo que te duele,  antes de contestar:

  • Te propongo cuentes hasta 10, 20, 30… lo que sea necesario para pasar “la cresta de la ola”.
  • Mira alrededor para ver quién más está presente, y cómo le podría afectar tu reacción.
  • Trata de ponerte en su lugar y ver por qué ha dicho lo que ha dicho.
  • Lo que te ha dolido, ¿ha sido lo que te ha dicho, quién te lo ha dicho o cómo te lo ha dicho?
  • Piensa qué ganas contestando lo que pensabas contestar en un primer momento.
  • ¿Tiene algo de razón?

Si no has conseguido mantener una buena relación con tus familiares y/o amigos, sólo te queda entonces, después de las vacaciones de Navidad ponerte en contacto con nosotros en www.hacemoslaspaces.com o http://www.serviciodemediacion.es/ y estaremos encantados de ayudarte a solucionar tus conflictos. Esperamos no ser necesarios.

Muchas gracias por vuestra atención y ¡Feliz y tranquila Navidad!

 Isabel Zarraluqui (23-12-2015) “¿Hacemos las paces?”

.