Bruce Feiler defiende la importancia de tener una reunión semanal para las familias “altamente productivas”.

Reunión semanal

Reunión semanal familiar

Hace un tiempo calló en mis manos este vídeo “Weekly Meetings for High-Functioning Families”. Desde entonces he querido escribir un post sobre él. Me pareció una idea sencillamente genial. ¡Una reunión semanal de la familia!

Para Bruce Feiler, el primer problema que hay en las familias actualmente es que nuestras vidas son caóticas. Esta nueva era digital nos tiene estresados y sobrepasados. Y las familias sufren las consecuencias a no ser que se adapten adecuadamente a estos cambios.

Investigando para escribir su último libro, “The secret of happy families”, Feiler descubrió que las familias más unidas y que mejor funcionaban tenían por costumbre hacer reuniones familiares. En ellas se tomaba el pulso a toda la familia, y se iban haciendo adaptaciones con nuevas estrategias.

Es curioso saber lo que contestaron la mayoría de los mil niños encuestados a la pregunta:

“Si pudieras pedir un deseo sobre tus padres ¿cuál sería?”

La mayoría de padres pensaron que habían contestado que pasaran más tiempo con ellos. No fue así. Lo que los niños querían es que los padres estuvieran menos cansados, menos estresados.

Y si nos paramos a pensarlo tienen toda la razón. La mayor parte del tiempo que pasamos con ellos no les damos tiempo de calidad. Estamos de mal humos, perdemos la paciencia etc.

Lo que Feiler defiende con su reunión semanal es básicamente luchas contra ese estrés mediante la adaptabilidad.

La clave de esta adaptabilidad es que no la puedes tener en todo momento. Cuando surgen la mayoría de conflictos es en momentos francamente malos para hablarlo. No puedo tratar bien un problema si estamos camino del colegio y llego tarde.

¿Cuál es la solución entonces?. El family meeting. Una reunión familiar, por ejemplo una reunión semanal, de unos quince o veinte minutos, cada domingo por la tarde.

En esta reunión semnal se plantean tres cuestiones:

1- ¿Qué ha funcionado bien en nuestra familia esta semana?

2- ¿Qué no ha funcionado bien?

3- ¿Qué podemos trabajar en esta próxima semana?

Esta es la clave de todo. A partir de aquí los hijos tienen la posibilidad de escoger sus propias recompensas y castigos. Si estamos trabajando controlar por ejemplo los arranques de ira, podemos valorar que si sobrepasan determinados minutos habrá un castigo.

Lo bueno de esto es que se evalúan todo tipo de posibilidades. Mediante lluvia de ideas se van valorando las opciones que proponen y son ellos mismos los que deciden.

Ellos mismos son los que tienen que evaluar cómo se han comportado esa semana. Están aumentando el control sobre sus vidas.

Es una forma de practicar la toma de decisiones poco a poco. Prepararles para ser capaces de tomarlas en un futuro. Cuando se independicen.

Y lo bueno de esto es que además es una forma de reducir el estrés, ya que descargas algo de tu responsabilidad en los hijos.

Para Bruce Feiler la reunión semanal puede realizarse con niños desde 4 años hasta cualquier edad. Lo importante es darles algún estímulo o incentivo para que quieran estar en estas reuniones.

Cuando quieran pedirte permiso para algo mientras te lavas los dientes, no tienes más que decirles que podréis hablarlo en la reunión semnaal, ya que ese no es un momento adecuado para hablarlo bien.

La reunión semanal es un “tiempo seguro” al final de cada semana donde cada uno va a poder expresar sus ideas. Hablando en el mismo nivel. Donde se te va a escuchar. Va a ser el momento en el que vas a ser consciente de lo que significa formar parte de esa familia.

Realmente es algo que creo que sólo puede mejorar la familia. Sin duda es una ayuda inestimable para adaptarse a esos cambios que van sucediendo en todos los núcleos familiares.

Me encanta la propuesta. Desde ya recojo el guante y ya os contaré qué tal me funciona…

Isabel Zarraluqui López (04-04-2017).Reunión semanal como receta para una familia feliz. Asociación ¿Hacemos las paces?