Sara Cobb estuvo en Madrid. Os contamos nuestras impresiones sobre su conferencia-taller.

sara cobb

sara cobb

El pasado sábado algunos de nosotros tuvimos la suerte de asistir a la conferencia-taller que Sara Cobb dio en Madrid.

Fue una gran oportunidad para conocer de primera mano las técnicas de la mediación circular-narrativa.  Y nada menos que de la mano de su creadora y máxima representante.

También fue una ocasión de encontrar y reencontrar a muchísimos compañeros mediadores. Con ellos pudimos comentar e intercambiar opiniones sobre la situación de la mediación en España y sobre la propia Sara Cobb, que no dejó indiferente a nadie.

Os dejamos aquí los enlaces a las opiniones de dos buenas amigas y estupendas mediadoras: Rosa Mijangos y Marta Antuña.

Las técnicas y herramientas de la escuela circular-narrativa nos parecieron muy útiles. Por otro lado, el estilo de Sara Cobb como mediadora nos sorprendió muchísimo.

Durante la mañana, aprendimos las técnicas más utilizadas en este tipo de mediación. Personalmente, me gustó mucho:

-la externalización (otra manera de enfocar el conocido “separar a las personas del problema”)

-la legitimación de las partes sacando su mejor imagen de ellas mismas para luego hacerles ver las “sombras” de sus actuaciones y poder definirlas como “seres humanos maravillosos pero, como todos, imperfectos”

-las preguntas circulares

Y, con todo ello, la construcción de una nueva historia común, una nueva narrativa circular sobre el conflicto.

Además, durante la tarde pudimos practicar en pequeños grupos y ver grabaciones de la propia Sara Cobb mediando. 

Esto último fue lo que nos sorprendió a todos y no dejó a nadie indiferente.  Sara Cobb es pura energía, tanto como ponente como mediadora. Y esa energía la demuestra con las partes en la mediación mediante preguntas muy directas que ella misma califica a veces como “puñetazos”.

Como ella misma dejó claro ese es su propio estilo de mediación y de comunicación, con el que podemos no estar de acuerdo o que puede no adaptarse a nuestra forma de ser o de mediar. Por tanto, cabe perfectamente utilizar las técnicas circular-narrativas sin necesidad de adoptar un estilo tan directivo y sin dar “puñetazos” a las partes.

Eso haremos: adoptar aquéllo que nos parece útil y adecuado, y adaptarlo a nuestra personalidad y a las circunstancias de cada caso y cada persona a la que atendemos, para tratar de dar en cada mediación lo mejor de nosotros mismos.

Loreto Reyna (30/09/2016). Sara Cobb estuvo en Madrid Asociación ¿Hacemos las paces?