2014-12-04 loretoOs adjuntamos aquí la entrevista que le ha realizado Telmo Rodríguez Plazas a nuestra presidenta, Loreto Reyna, para su trabajo de madurez en segundo de Bachillerato en el Colegio Suizo.

¿A qué se dedica usted exactamente?

Soy abogada desde hace diez u once años, y hace como tres o cuatro años que me dedico a la mediación. De hecho he dejado casi de lado el ejercicio de la abogacía para dedicarme a la mediación. Hago mediaciones en todos los ámbitos. Soy mediadora de la Fundación Signum, hago mediaciones civiles y mercantiles. Hago mediaciones que nos mandan de distintos juzgados de la Comunidad de Madrid y resolvemos conflictos normalmente ya iniciados, que ya están judicializados, cuando los jueces deciden que pueden resolverse de otra manera. También hago mediación penitenciaria en la cárcel de Navalcarnero. Hacemos mediación en conflictos de convivencia que surgen entre los presos.

Además soy presidenta de la asociación ¿Hacemos las paces? En la que hacemos mediación educativa. Hacemos proyectos integrales de mediación educativa en colegios, hacemos también formación a profesores e implantamos protocolos de mediación en los colegios y luego si quieres te cuento mas ampliamente lo que hacemos como proyectos educativos. Lo que intentamos hacer es formar a los niños en mediación. Empezamos desde los dos o tres años y hasta casi el final, según lo que dure el colegio, hasta los catorce, los dieciséis años o hasta el final del bachillerato. Hacemos distintas actividades con los niños durante una o dos semanas en el colegio. Vamos clase por clase y según grupos de edad, hacemos distintas actividades sobre micro técnicas de mediación o sobre los valores de la mediación.

Con los mas pequeñitos trabajamos sobre gestión de emociones, tratamiento de emociones y también les enseñamos a ver los conflictos de otra manera. Hacemos actividades de cuentacuentos y de canciones para que vean que los malos del cuento no son siempre malos, que también tienen sus razones. Hacemos con ellos una reflexión adaptada a su nivel de edad.

Con los medianos hacemos una especie de inicio de premediación. Hacemos juegos de escucha activa y de empatía para fomentar tanto la convivencia como el que ellos puedan empezar a ver cómo sus pequeños conflictos diarios pueden gestionarlos mediante la escucha y mediante el dialogo.

Con los mas mayores, damos mas pasos, les explicamos cuál es el origen del conflicto, hacemos juegos de escucha activa y de asertividad sobre cómo decir la cosas. Tenemos la teoría de que todo se puede decir cuando se dice bien . Del grupo de los mas mayores salen voluntarios que luego se forman como mediadores. Tenemos, así, un sistema parecido al que tenéis vosotros en el Colegio Suizo sobre los Peacemakers. Les hacemos mediadores, se instala un protocolo de mediación en el colegio y cuando surge un conflicto, todos los alumnos que ya conocen la mediación, porque ya hemos tenido sesiones con todos, pueden solicitar la mediación.

Estos mediadores son los que resuelven. Siempre que se trate de conflictos entre alumnos y de una importancia moderada. Cuando se trata de conflictos mas serios o cuando interviene un adulto en el conflicto, vamos nosotros a hacer la mediación con algunos de los alumnos mediadores. Involucramos no solo a los alumnos, sino a toda la comunidad educativa, y para ello hacemos también charlas con profesores y charlas con padres. Organizamos también reuniones con padres y les explicamos qué es la mediación, para qué sirve y cómo se está utilizando en el colegio.

 

¿Por qué cree que el tema de la mediación tiene tanta importancia?

En términos generales, creo que tiene importancia porque estamos en un momento en España, en el que se está intentando en distintos ámbitos, políticos, sociales, una mayor autodeterminación. Se trata de que los españoles nos estamos dando cuenta de que no podemos poner todo en manos de los demás o de autoridades externas para que nos solucionen las cosas, sino que también podemos solucionarlas por nosotros mismos. En el ámbito de los conflictos que van a juicio o que están judicializados, creo que es importante el que no todo vaya a juicio y el que se trate, por lo menos previamente, de intentar otra solución. En el ámbito escolar y educativo en concreto, creo que para que esa cultura de la escucha, del dialogo y de la auto gestión de los conflictos avance, tenemos que empezar por el principio. Yo siempre digo que nuestra asociación ¿hacemos las paces?, se creó en ese sentido. Nosotros somos todos abogados, menos una de nuestras socias que es profesora. Todos estábamos hartos del ejercicio de nuestra profesión en el sentido de decir que muchas veces cuando íbamos a juicio, la relación de nuestros clientes con el contrario o se rompía del todo o empeoraba. Los clientes siempre terminan descontentos porque un juicio al final es algo muy desagradable, aunque ganes. Siempre sales con la sensación de que no te has sentido escuchado, y de que no se te ha dado todo lo que querías. Toda la parte de carga emocional, de sentimientos que tienes en un conflicto se quedan fuera. Por todo esto, estábamos desencantados. Todos nos conocimos, formándonos como mediadores hace unos años, descubrimos la mediación, estábamos encantados. Cuando empezamos a trabajar en ella, nos dimos cuenta del gran desconocimiento que hay en la sociedad de la mediación. Muchas veces hablas con alguien sobre mediación y a todos les parece estupendo pero luego no lo llevan a la práctica en su vida. Se suele decir que la mediación funciona en otros países, por ejemplo en Estados Unidos, porque los anglosajones tienen otro carácter. Pero que aquí no puede servir, porque los españoles somos muy peleones y nos alimentamos del conflicto.

Yo me niego a pensar que mis hijos, porque son españoles y no son americanos o del norte de Europa o ingleses, llevan el conflicto en las venas y que no van a ser capaces de funcionar de otra manera. Pensamos que lo que tenemos que hacer, entonces, es cambiarlo desde el principio, desde que los niños son pequeños. Entonces probablemente, dentro de unos años, podamos decir que tenemos una sociedad en la que sí funciona la resolución alternativa de conflictos y por eso es por lo que creamos la asociación y nos dedicamos a esto. Los cambios hay que hacerlos poco a poco y desde el origen.

 

¿Cree que se podría mejorar el plan de mediación del Colegio Suizo de Madrid?

Me parece que es admirable el esfuerzo que está haciendo el Colegio por encontrar una solución alternativa a los problemas que puedan surgir, como en la formación de los Peacemakers. Creo que está haciendo una labor fantástica en cuanto a la mediación escolar, es decir, en cuanto a hacer un protocolo y un sistema de mediación en los conflictos que surgen. Sin embargo, pienso que se podría mejorar. Yo creo que se puede dar un paso más, ir más allá, e intentar que exista una cultura de la mediación, de la mejora de la convivencia y de la gestión de los conflictos desde que los niños son pequeñitos y en toda la escuela.

Hay estudios en Estados Unidos, en colegios en los que se han hecho sistemas de mediación escolar, parecidos a los Peacemakers, que dicen que cuando realmente estos sistemas funcionan, es cuando todos los alumnos del centro reciben una cierta formación en mediación. Cuando son solo los voluntarios que se quieren formar como Peacemakers o como mediadores, esos niños ya tienen esa formación y la aplican en su vida diaria y en su convivencia, pero los otros alumnos no interiorizan nada, tan solo conocen la existencia de la mediación. Creo que es importante el extender una mínima formación en los valores y en los principios o técnicas de la mediación a todos los alumnos y a toda la comunidad educativa, para que todos estén involucrados y funcione mejor. Cuando se ha formado a todos los alumnos, es cuando realmente ellos saben cómo utilizar la mediación. En este sentido nosotros hemos comprobado que, cuando hemos llevado a cabo el proyecto educativo completo en un colegio, las primeras mediaciones que han salido siempre han sido promovidas por los niños que se habían formado como mediadores voluntarios. Eran los propios mediadores los que tenían algún problema y decían, yo no puedo mediar en este problema porque soy parte, pero le voy a contar a otro todo lo que yo he aprendido y le voy a decir que podemos ir a mediación. Mientras que es mas difícil que los que no han participado en esa formación decidan voluntariamente pedir una mediación. Esto creo que es lo que se puede mejorar.

¿Cuáles cree que son las diferencias entre un colegio en el que se desconoce la mediación y uno en el que se utiliza, cómo cree que influye la mediación en la convivencia en un colegio?

Creo que es importantísima porque enseñamos a los alumnos desde pequeños a la autogestión, a decir, no pongo mi problema en manos de los demás sino que voy a intentar solucionarlo por mi mismo o con ayuda, pero no buscando una solución autoimpuesta, impuesta desde fuera. Creo que es muy importante para el desarrollo posterior como adultos de esos alumnos el saber resolverse sus propios problemas y conflictos. O el poder decirse, con este problema no puedo y me supera, voy a buscar ayuda para que me ayuden a que yo lo resuelva. Pero no voy a coger mi problema o conflicto y decirle al tutor, director o profesor, en el ámbito del colegio, Fulanito me ha hecho esto y quiero que me lo resuelvas, sino que le diré al mediador: mi compañero y yo tenemos este problema y quiero que nos ayudes a resolverlo.

Estamos formando personas con una manera de actuar, mucho mejor preparadas para las exigencias del mercado laboral , personas con iniciativa, personas que sepan trabajar en grupo, gente que sepa colaborar para encontrar soluciones, no personas que hagan el trabajo mecánico y lo que no pueden hacer se lo dan a su jefe para que lo resuelva.

 

¿Cómo cree que influye la mediación en la convivencia en general?

Creo que la convivencia mejora muchísimo. Hay estudios en este sentido. Por ejemplo, Ramón Alzate, que es una eminencia en la resolución alternativa de conflictos en España, habla muy claro de esto, habla de las ventajas que tiene la mediación educativa en los colegios. Dice que cuando ya hay un proyecto instaurado y en funcionamiento, está demostrado que aumenta enormemente, primero, el número de conflictos que no llegan a surgir, es decir, el número de mal entendidos que se evitan cuando los niños aprenden a escuchar y a dialogar y de conflictos que directamente no nacen. Un segundo escalón son los conflictos que, aunque nacen, los implicados son capaces de resolverlos por sí mismos, es decir, empieza un problema, empieza una discusión pero se soluciona la discusión. Hasta este escalón de la pirámide, lo que se mejora es la convivencia, existen muchos menos conflictos que llegan a surgir o muchos menos conflictos que llegan a buscar una solución externa porque los propios alumnos o bien, hacen que no surjan o bien, los solucionan, sin evitarlos, porque evitarlos no es la solución, sino que el camino consiste en gestionarlos para buscar la solución que realmente les satisface a las partes en conflicto. Hasta este punto, mejora la convivencia. Un escalón mas, serían los conflictos que van a mediación, en los que las soluciones, como son dadas por los propios alumnos implicados, son acuerdos que se cumplen en mayor medida. Con lo cual mejora la convivencia porque las relaciones entre estos alumnos suelen mejorar y no vuelve a surgir un segundo o tercer conflicto, mientras en el caso en que hay un conflicto entre dos alumnos o entre mas y es un profesor el que lo soluciona, normalmente, el profesor impondrá alguna sanción, parte o castigo, con lo cual la raíz del conflicto queda latente y a medio o largo plazo, esos conflictos o esos problemas entre alumnos vuelven a surgir. Con la mediación, se suele ir a la raíz del problema, a los intereses de los alumnos, mas que a las posiciones que tienen en ese momento de enfrentamiento, con lo cual se soluciona mucho mejor el problema de raíz. Se solucionan problemas de convivencia entre alumnos, problemas de adaptación, problemas que no llegan a ser acoso pero que pueden ser un inicio de acoso o de bullying .

 

¿Cree que si con este trabajo logro mejorar el plan de mediación del Colegio Suizo acercándolo a la mediación educativa, tendría una influencia directa en la convivencia?

Si, por lo que hemos dicho hasta ahora. Porque el sistema del Colegio Suizo está muy bien, es fantástico que un colegio decida implantar la mediación pero creo que se puede mejorar en el sentido de involucrar mas a todos los alumnos y a toda la comunidad educativa. Sería estupendo que todos los profesores, todos los alumnos, todos los padres, sepan que existe y sepan también utilizar la mediación. Con ello se podrían evitar muchos problemas de raíz, se pueden evitar problemas porque no llegan a surgir, problemas de adaptación, de liderazgo con alumnos, problemas de relación entre alumnos y determinados profesores. Creo que la convivencia puede mejorar mucho.

 

Muchas gracias por su colaboración.

A ti, muchas gracias.