COMUNICACIÓN ESCRITA: TRUCOS PARA USAR EMAIL Y WHATSAPP SIN CONFLICTOS.

Hace poco he encontrado en redes sociales un par de cosas interesantes sobre los problemas de comunicación que muchas veces surgen por el uso del whatsapp y el email. Es muy fácil que el uso de estos medios dé lugar a interpretaciones erróneas. Y que éstas, a su vez, propicien el nacimiento de un conflicto.

Comunicación escrita por email.

Whatsapp y mail conflictos mediacion

El (mal) uso del email es uno de los temas recurrentes en nuestras formaciones en empresas. En todos los grupos con los que hemos trabajado ha surgido la cuestión del malestar que provoca muchas veces el leer un email. Y, por supuesto, también se comenta siempre que ese malestar hace contestar impulsivamente y crea o incrementa un conflicto.

Aunque todos somos conscientes de que muchas veces esto ocurre por la falta de comunicación no verbal, en el trabajo es inevitable el uso de esta herramienta.

¿Y cómo lo solucionamos? Pues, estas son algunas conclusiones a las que suelen llegar los asistentes a nuestros talleres:

  • si es un mensaje para un compañero y lo tengo al lado, mejor decirlo en persona.
  • siempre es bueno perder un poco de tiempo en dar los buenos días, las gracias, pedir las cosas por favor… los emails no son telegramas!
  • si algo nos molesta, no contestar de inmediato y en caliente. Dejar el email en la bandeja de entrada y esperar un rato para volver a leerlo y contestar (seguro que nuestra respuesta es distinta)
  • si nos sorprende un email, en vez de pensar mal y contestar, llamar/hablar con el remitente para aclararlo de palabra

Por último, os dejamos un enlace a otros consejos útiles para usar correctamente el email: normas de etiqueta para los emails

Comunicación escrita por whatsapp.

Desde luego, otra gran fuente de malentendidos que genera muchísimos conflictos es el whatsapp. Este medio, que utilizamos permanentemente, es cómodo, rápido y útil. Sin embargo, por muy expertos en el uso de emoticonos que seamos, no transmite nuestro lenguaje no verbal. Al perder el tono de voz, la mirada, los gestos… es probable que el mensaje que queremos transmitir se distorsione totalmente.

¿Os ha pasado alguna vez?

A mí, sí. Un mensaje que yo había escrito en un tono absolutamente amistoso, prestándome a ocuparme yo de un tema de trabajo engorroso, fue entendido por mi interlocutor como emitido de manera autoritaria y excluyente. Fue un simple: “Lo hago yo”

Os pongo un último ejemplo. En este caso de una mediación en un divorcio.

El exmarido lee un email de su exmujer: “¿Donde estáis? No coges el teléfono. ¿Estáis bien?” El lo lee gritando, en tono amenazante y controlador. Y dice que no le deja en paz, que le acosa, que no le permite estar a gusto con sus hijas.

Ella, muy sorprendida, dice que esa no fue su intención. Coge el teléfono y lee el mismo mensaje con voz suave, triste y preocupada. Y explica: sabía que estaban viajando en coche y deberían haber llegado ya a su destino. Siempre me ponen un mensaje al llegar. Estaba preocupada y sólo quería saber que estaban bien.

Por último, os dejo aquí otro interesante enlace: uso correcto del whatsapp

Loreto Reyna Carrascosa (17/07/2017). Comunicación escrita: cómo usar email y whatsapp sin conflictos. Asociación ¿Hacemos las paces?

.