No quiero dejar pasar más tiempo sin hablar de algo que me emocionó este junio. En dos palabras, Stop Wars 😉

Hacemos las paces con Stop Wars

Hacemos las paces con Stop Wars

“Stop Wars” es la función de fin de curso de un colegio de Madrid.

Es uno de los colegios en los que hemos hecho varias intervenciones. En concreto formación a profesorado de infantil, primaria y secundaria. También talleres a alumnos de primaria de momento, este próximo curso comenzaremos con secundaria.

Con la fiebre que hay entre los niños con la saga de Star Wars, acrecentada este año por el estreno de su último capítulo (o primero, que no me aclaro), han aprovechado para, cambiando un poquito el guión pero en el mismo contexto, hacer lo que podría ser el último capítulo de esta saga. Y digo el último lo mires por donde lo mires, porque sería como su propio nombre indica, el fin de la Guerra de las Galaxias.

Stop Wars comienza con una extraña llamada desde otra galaxia a una oficina de resolución pacífica de conflictos situada en Albacete. Allí, Mamen, psicóloga sistémica experta en resolución de conflictos; Conchita, Coach transpersonal en prácticas; y Jacinto, becario y recepcionista, recibirán atónitos su nuevo y me temo que primer encargo. Acabar con los conflictos que hay en las galaxias.

Estos tres protagonistas irán recorriendo todos los lugares donde se van desarrollando conflictos, para tratar de solucionarlos. Intervendrán en el rapto de la princesa Leia, en luchas entre naves de ambos bandos y otras delicadas situaciones. En todas ellas tratarán de que las partes en conflicto se escuchen.

Me encantó como hacían hincapié en que llegado un punto, deja de haber buenos y malos. Y es verdad que en un conflicto, las dos partes tienen su verdad y sus motivos. No podemos tratar de buscar un culpable entre ellos. Hay que centrarse en escucharse entre sí, para tratar de ponerse en el lugar del otro . Ésta es la única manera de ser capaz de ver su verdad.

Como no podía ser de otra forma, Stop Wars es un musical. Con canciones versionadas como Final Countdown y una canción final francamente acertada: “Always look at the bright side of life“.

Ha sido de verdad un orgullo y una satisfacción ver cómo en los colegios se trabaja cada vez más algo tan importante como la resolución pacífica de conflictos. En un contexto muy cercano a todos los niños. Con un guión desenfadado y entretenido, se consigue hacer mucho por ellos. Les acercamos a la cultura de la no violencia, de la escucha y del respeto.

Les hablamos de la importancia de escudriñar los verdaderos motivos por los que ha surgido un conflicto. Vemos la única forma de solucionarlos adecuadamente. Y por último les hablamos de la importancia de que cada uno solucione sus conflictos, en lugar de buscar un tercero que lo haga por ellos.

En Stop Wars, nuestros tres personajes de Albacete consiguen averiguar cómo comenzó todo. En este caso el origen del conflicto fue un enfado entre el maestro Joda y el Emperador cuando iban juntos al colegio. Nunca se perdonaron, y fueron cada uno llevando a su terreno a sus amigos, inculcándoles el odio a los otros y haciendo de ellos sus enemigos.

En fin, que aquí nadie sabía por qué los otros eran enemigos, pero seguían luchando. Hasta que llegaron los de Albacete, claro.

Consiguieron que hicieran las paces todos y así acaba por fin La Guerra de las Galaxias.

Enhorabuena a los responsables de esta maravillosa función, e invito a todos a seguir por esta línea.

Isabel Zarraluqui López (2016). Stop Wars, dos palabras que dicen mucho. Asociación ¿Hacemos las paces?

.