Hoy hablaremos de la mediación puntual en un conflicto concreto dentro de la empresa.

mediación puntual en conflicto concreto en empresaEn el post anterior, “¿Qué puede hacer la mediación por una empresa?” , veíamos que podíamos resumir las posibilidades de acercamiento de una empresa a la mediación en dos grupos en concreto.

1- Acercarse a la forma de hacer de la mediación en el día a día de la empresa.

Vimos con un poco más en detalle la primera forma de intervención, que sería con formaciones a los empleados en herramientas de comunicación usadas habitualmente en mediación.

Esta forma de intervención es algo que desde mi punto de vista, debería hacerse de forma generalizada. Y no sólo en empresas. Sino en todas las etapas de la vida y en todos los sectores.

En concreto porque es algo que nos hace mejorar como personas y mejorar la convivencia en nuestro día a día.

Por esto es que desde la Asociación ¿Hacemos las paces? abogamos por llevar la mediación a los colegios. A los niños.

Si les damos herramientas desde pequeños, se acostumbrarán a responsabilizarse de sus conflictos y a solucionarlos de forma mucho más satisfactoria de lo que ya lo hacen. Y continuarán haciéndolo así cuando sean adultos.

Pero no me extiendo más en el ámbito concreto de la formación en mediación, que ya vimos el otro día.

Hoy nos vamos a centrar en la segunda forma de utilizar la mediación en beneficio de la empresa.

2- Una intervención puntual en un problema o conflicto concreto en una empresa.

Lo primero que hay que hacer es ver qué tipos de conflictos pueden surgir en una empresa.

Encontramos conflictos entre empleados. Estos pueden ser del mismo departamento o interdepartamentales. Del mismo nivel o con distinta posición en la empresa etc.

También hay problemas que surgen con proveedores, con clientes u otras personas ajenas a la empresa.

Vemos que hay que distinguir a qué tipo de conflicto nos referimos. La mediación puede realizarse con un pequeño roce o malentendido concreto, así como con situaciones enquistadas que se complican y agrandan a lo largo del tiempo.

Sea como sea, el hecho de parar el día a día para hablarlo, y dejar que las personas puedan expresar sus preocupaciones, sus miedos, sus reproches, siempre es beneficioso.

Cuando se lleva a cabo una mediación en concreto en una empresa, lo único que hace el mediador, como en todo tipo de mediaciones, es juntar a las partes implicadas y hacer que se comuniquen de forma adecuada.

Parece sencillo, pero vosotros mismos sabéis, que cuando hay un problema, esto no suele ser tan fácil…

El mediador iguala a las partes. No deja que el mas empoderado (por posición, forma de ser o cualquier otro motivo) domine a la otra persona. Les obliga a escucharse, que no es lo mismo que oírse. Parafrasea lo que van diciendo (esto es, repetir lo que uno ha dicho, pero limpiándolo, quitándole el contenido negativo).

Les ayuda a centrarse en las verdaderas necesidades de cada uno. Dejando a un lado una posición en concreto.

Les hace ver las alternativas a no solucionar el problema.

Trabajando también la empatía, hará que cada uno de ellos se ponga en el lugar del otro.

Esto es, en una serie de sesiones, de duración flexible, se va tratando el tema, hasta que finalmente se llega a una solución, o se decide finalizar sin acuerdo (y aún en este caso, la mediación merece la pena, porque la relación/comunicación mejora).

Si se llega a una solución, será una solución que el mediador no sugiere. Sino que las partes deciden por sí solas, lo que es garantía de cumplimiento.

Evidentemente no podemos generalizar para tratar de saber duración etc. Depende mucho de los factores que hemos comentado al principio.

En general este tipo de conflictos se pueden solucionar realizando entre una y tres sesiones de mediación.

Por nuestra experiencia, siempre tienen resultados muy positivos. Incluso en el caso de que no se llegue a un acuerdo concreto. Ya que la relación siempre mejora, así como la forma de comunicarse y de ver a la otra parte.

Seguro que os resulta de interés ver este vídeo, en el que nuestra compañera Loreto Reyna participa. En él podéis ver más en detalle cómo sería una mediación empresarial en un conflicto real. Vídeo que preparó y realizó SIGNUM 

Quedan muchas cosas en el tintero, como concretar por ejemplo distintos casos y sus beneficios.

Podemos hablaros de casos en concreto que hemos realizado. Mediaciones entre empresas y resto de casuísticas que os pueden resultar de interés. Lo haremos sin duda. Mientras, sólo nos queda animaros a solicitar una mediación si en vuestra empresa hay cualquier problema concreto en el que la mediación os pueda resultar de utilidad.

Isabel Zarraluqui López (24-08-2019). “Intervención puntual en un conflicto concreto en una empresa”. Asociación ¿Hacemos las paces?

.